COVID 19 y el Retail

Si algo nos está enseñando esta crisis del COVID en cuanto a los nuevos procesos que se van a dar tanto en viajes internacionales como en retail aeroportuario es que se van a tener que repensar muchas cosas y de manera muy profunda.

No sólo a nivel e-commerce, sino a nivel tienda y gestión comercial.

En un mundo en el que el contacto 0 va a ser fundamental, las tiendas han de pensar muy bien el papel que han de jugar en el costumer journey. Este es el momento para que el e-commerce, las apps de fidelización y la tienda física juegen en el espacio que les toca y se complementen efectivamente.

Si algo nos está enseñando esta crisis del COVID en cuanto a los nuevos procesos que se van a dar tanto en viajes internacionales como en retail aeroportuario es que se van a tener que repensar muchas cosas y de manera muy profunda.

No sólo a nivel e-commerce, sino a nivel tienda y gestión comercial.

En un mundo en el que el contacto 0 va a ser fundamental, las tiendas han de pensar muy bien el papel que han de jugar en el costumer journey. Este es el momento para que el e-commerce, las apps de fidelización y la tienda física juegen en el espacio que les toca y se complementen efectivamente.

El entorno virtual ha de ser el acceso prioritario del cliente al surtido, la prereserva la manera básica de transacción, la complementación virtual de la experiencia de browsing con información de producto, social media, influencers y tutoriales y, finalmente, la tienda, poder dedicarse a un surtido específico a travel retail: novedades, TREX y experiencia. La necesidad de tener un surtido inmenso en la tienda desaparece, las capacidades logísticas se centran en el almacén y la prereserva a la «Amazon» centrada en surtidos genéricos. La compra física en tienda será pues de producto exclusivo ya que ESE y no otro, ha sido el valor añadido tradicional del travel retail.

El entorno virtual ha de ser el acceso prioritario del cliente al surtido, la prereserva la manera básica de transacción, la complementación virtual de la experiencia de browsing con información de producto, social media, influencers y tutoriales y, finalmente, la tienda, poder dedicarse a un surtido específico a travel retail: novedades, TREX y experiencia. La necesidad de tener un surtido inmenso en la tienda desaparece, las capacidades logísticas se centran en el almacén y la prereserva a la «Amazon» centrada en surtidos genéricos. La compra física en tienda será pues de producto exclusivo ya que ESE y no otro, ha sido el valor añadido tradicional del travel retail.

Leave a Comment